ALERTA: VIRUS

Están ahí fuera. Esperando para saltar dentro de tu ordenador al mínimo descuido: el disquete de un amigo, un programa que te bajas de Internet o un documento que te acaba de mandar el jefe por correo electrónico. Son los virus informáticos. Los hay a miles por todo el mundo y contituyen una auténtica plaga que crece, desde hace diez años, a razón de 200 por mes. ¿Sabes qué son y como evitarlos?
 

Mercè Molist
 La empresa Revlon tiene el dudoso honor de haber sido la primera, allá por el año 1990, en ser atacada por un virus a causa de una disputa comercial. Revlon había comprado un programa a una pequeña empresa de "software", llamada Logisticon. Cuando, el 16 de octubre de 1990, llegaron a un desacuerdo, Logisticon introdujo un código, en el ordenador de la gigantesca empresa de cosméticos, que inutilizó el programa y tuvo a Revlon parada durante tres días. Algunos lo llamaron "terrorismo comercial".
 Desde entonces, mucho se ha oído sobre empleados disgustados por haber sido despedidos, que han introducido virus en los sistemas informáticos de sus empresas, o adolescentes con ganas de gloria, que han creado virus certeramente destructivos; incluso se habló, en la Guerra del Golfo, de un supuesto virus que Estados Unidos había introducido en los sistemas iraquíes. La mayoría de estas historias son leyendas, construidas bien por las empresas de antivirus, bien por el terror popular a estos "bichitos" que no son más que programas informáticos, plagados de instrucciones malignas.
 Lo último de lo último en virus son los llamados macrovirus, que han marcado un hito en el mundo de la gripe de los ordenadores. Si, antes, sólo podías coger un virus al ejecutar un programa infectado o arrancar el ordenador con un disquete malo, ahora también se puede contaminar al prójimo a través de los documentos Word y Excel: abres un senzillo archivo .doc y ¡plas! Ya tienes el virus en casa. Sus efectos son de muchos tipos: pueden borrarte ficheros, introducir instrucciones en los importantísimos archivos config.sys y autoexec.bat, cambiar cosas del entorno de Microsoft Word o corromper los contenidos de algunos documentos.El primer macrovirus conocido apareció en julio de 1995, y desde entonces se han multiplicado peligrosamente. La razón es simple: la gente intercambia más documentos de Word que programas. Es, por ejemplo, muy fácil adjuntar a una carta electrónica un texto acabado en .doc, ya no es necesario que te lo traigan en disquete.
 La aparición de Internet ha dado un nuevo empuje a la diseminación de virus. Si, antes, sólo se transmitían a través de disquetes, hoy pueden estar escondidos en cualquier rincón de la red, esperando a que el incauto cibernauta se baje un programa y lo ejecute en su ordenador, o reciba una inocente carta con un documento Word adjunto. Con la red, los virus se transmiten a más velocidad que nunca: el virus Michelangelo apareció en Europa en 1991 y no se extendió ámpliamente en Estados Unidos hasta dos años después. Con Internet, un nuevo macrovirus llamado Word, que apareció en EE.UU. en agosto de 1995, se detectaba en Asia sólo dos meses después. Para evitar tal propagación, lo último de lo último en programas antivirus son los que analizan todos los archivos que el cibernauta se baja de Internet, en tiempo real. Si en el proceso se detecta algún virus, el programa avisa inmediatamente al usuario, y éste puede cortar la transferencia. Debe quedar claro, sobre todo, que el virus no se coge por bajarse un programa de la red sino por ejecutarlo -ponerlo en marcha- en el propio ordenador.
 Aunque, para la tranquilidad de los internautas, hoy son pocos los programas dañinos que se transmiten por la red. Se calcula que, de todos los que han sido descubiertos en el mundo, el 90% son virus del sector de arranque, que sólo pueden transmitirse a través de disquetes infectados. A pesar de esto, no hay día que no aparezcan nuevas noticias de propagación de virus a través de Internet. La mayoría son falsas -en inglés las llaman "hoaxes"- cartas donde se avisa que puedes coger un virus solamente con la acción de abrir un mensaje electrónico. Este tipo de alertas son mentira: el lenguaje ASCII, utilizado en las cartas electrónicas, no puede transportar virus.
 Otras noticias sobre virus e Internet se refieren a la poca seguridad de los nuevos lenguajes Java y ActiveX, utilizados en la World Wide Web. Aunque Java está reconocido como seguro ante los virus, no se puede decir lo mismo de ActiveX, el lenguaje creado por Microsoft. Los objectos ActiveX son archivos ejecutables que el ordenador se baja y, cuando los tiene dentro, los activa, acción muy poco segura y casi suicida, a pesar del certificado digital de autenticidad que llevan los productos ActiveX.
 

Bienvenidos al caos
 El primer virus informático fue construído por un chico de 26 años que vivía en una pequeña ciudad próxima a Bremen, cerca de la frontera de Holanda y Alemania. Ralf Burger conseguía, en julio de 1986, crear su propio virus, al que llamó "Virdem". Estaba programado para reproducirse a sí mismo y, a la vez, infectar y destruir gradualmente todos los ficheros de la máquina. Lo presentó en diciembre, en la convención anual del célebre Chaos Computer Club, en Hamburgo. Un año antes, un estudiante de la universidad de California del Sur, llamado Fred Cohen, había dado nombre a los ya conocidos programas autoduplicadores, en su tesis de fin de carrera. Les llamó, siniestramente, "virus informáticos" y los definió como "un programa que puede infectar a otros programas modificándolos de modo que incluyan una copia ligeramente alterada de sí mismo".
 Ésto es un virus: un programa que hace copias de sí mismo, como un clon, pero que además incluye una carga venenosa, llamada "payload". Ésta es la que convierte a un virus en destructivo o inofensivo. El "payload" puede hacer que una pelota rebote en la pantalla, como pasa con el conocido virus "Ping Pong"; que el ordenador interprete un fragmento de música o que, sencillamente, se destruyan todos los datos o se formatee el disco duro. Un virus puede atacar al momento o esperar una fecha señalada, como es el caso del español Barrotes, que se activa el cinco de enero, o del ya obsoleto Viernes 13. La mayoría de virus se transmiten a través de disquetes o cd-romís: el ordenador "lee" el programa que se quiere copiar y, entonces, el virus pasa al disco duro. Lo más hermoso es que los virus parecen tener vida propia: ellos mismos se reproducen y pueden mutar, si hay algún fallo en su código. Son auténtica vida artificial, aunque sus efectos sean más bien de muerte.
 Sus autores suelen ser expertos informáticos, algunos con auténtica afición coleccionista por los virus. Los intercambian a través de Internet y comentan sus efectos. Hay muchos lugares, en la red, donde se explica cómo construir tu propio virus o se ofrecen virus ya hechos. Alguien llega incluso a venderlos, como en "The HPVAC Shop", en http://www.7thsphere.com/hpvac/home.html. Pero no parece necesario, vista la cantidad de virus que se regalan por todas partes. Buenos lugares donde ir a encontrarlos son la "Cicatrix Virus Collection Site", en http://www.cyberstation.net/~cicatrix/noframes.htm; "The Official #Virus Homepage", en http://home.earthlink.net/~almighty01/page.htm; la "Chiba City Blues", en http://www.chibacity.com/chiba/vrc.html; la "Nightmare Jokerís Virii Page", en http://www.ilf.net/NJoker/virii.htm; el "Virus Archive", en http://pages.prodigy.com/nail/virii.htm; el "Hack Philez/Linkz", en http://members.harborcom.net/~skilskyj/hack.htm; "Hack The Planet... And Beyond", en http://members.tripod.com/~hacktheplanet; "Virii", en http://pegasus.cc.ucf.edu/~kes65601/virii.html; "Brianís Hacking Links and Files Page", en http://www.vicon.net/~bhoover/pages/virusutils.htm; o si se prefiere en español, la "Viral Zone", en http://www.redestb.es/personal/fabit y, para seguir un pequeño curso de corte y confección de virus, en nuestro idioma, es muy recomendable visitar la página de "nEUrotIc cpU", en http://www.geocities.com/Pentagon/1332. En Internet hay, también, excelentes lugares con información sobre qué son los virus, cómo se cogen y cómo defenderse de ellos. Uno de los mejores, sin duda, és "The Original J and A Computer Virus Information Page", que puede hallarse tecleando http://www.bocklabs.wisc.edu/~janda.
 

El virus Clinton
 Los creadores de virus suelen moverse por la necesidad de comprobar la propia capacidad personal y deseo de ser admirados -aunque la mayoría permanecen en el anonimato- o por querer hacer daño a una empresa determinada. Al tener tantos ordenadores, las empresas y las universidades son terreno abonado para los virus, y la mayoría han sido descubiertos en ellas. El primer ataque de virus que se conoce se registró el 22 de octubre de 1987, en la Universidad de Delaware. Era un virus poco peligroso que, simplemente, añadía una etiqueta con la palabra "Brain" a los disquetes infectados. Se le llamó virus "Brain" y, dentro de la masa de instrucciones de su código informático, hallaron un mensaje: "Bienvenido a la Mazmorra/ (c) Basit & Amjad (pvt.) Ltd/ SERVICIOS INFORMÁTICOS BRAIN/ 730 Nizab Block Allama Iqbal Town/Lahore-Pakistán/ Teléfono 430791, 280530/ Cuidado con este virus.../ Póngase en contacto con nosotros para obtener la vacuna". El virus había viajado de Pakistán a los Estados Unidos en poco más de un año a bordo de uno o más disquetes.
 Puede que para contrarrestar la influencia árabe en el mundo de la creación de virus, poco después aparecía el "Jerusalen", descubierto en la Hebrew University de esta ciudad. Borraba todos los ficheros de programas utilizados en viernes, 13. Un año después de haber sido descubierto, ya era el virus más común en el mundo. Por cierto: los nombres de los virus se los ponen sus descubridores o bien sus creadores. Normalmente, en el código informático del programa aparecen algunas líneas con el nombre del virus y de su autor o del lugar de donde procede. Así, existen los virus "Xuxa", creados por los admiradores de esta presentadora de televisión; los virus "Clinton" y "Sadam";  o una familia de virus llamada "SpiceGirl", particularmente peligrosos. También, como no, existe el virus "Guevara", que muestra un mensaje como éste: "Te gusta estar bloqueado. A Cuba tampoco. Fin del bloqueo a Cuba". Otros nombres más oscuros son "Blood" (sangre), "Devastator", "Exorcist" o "Leproso". Muchos llevan nombres de mujer, como el "Elena", "Eliza", "Linda", "Olga" o "Veronika" y los hay también con nombres de grupos musicales o películas, como "MadMax", "Iron Maiden", el virus "Metallica" o el "Ninja" y, cómo no, el virus "Bugs Bunny".
 Uno de los más siniestros fue descubierto en el banco de la isla de Malta, en enero de 1991. El primer aviso del virus era un mensaje que aparecía en la pantalla del ordenador, donde se invitaba al usuario a jugar una partida de "jackpot". Si perdía, el virus le destruía la importante sección FAT, necesaria para el funcionamiento del ordenador. Si ganaba, le dejaba en paz. Otros virus conocidos son el "Cascade", creado en Austria y de broma -hacía que las letras que aparecían en la pantalla del ordenador cayeran y se amontonaran en la parte inferior, produciendo un ligero chasquido-, o el caballo de troya "AIDS", el primero que se utilizó para hacer chantaje: se envió a un extenso grupo de gente un disquete que, teóricamente, sólo contenía un folleto sobre el SIDA. Pero, en las instrucciones, se advertía que, si no se pagaba la licencia a un apartado de correos de Panamá, un virus produciría daños en el ordenador.
 En este caso, al final se encontró al autor y se le pudo condenar. Pero no es habitual. La proliferación internacional de los virus es un obstáculo a la aplicación de la ley de cada país y no siempre se sabe muy bien qué hacer con los autores, una vez descubiertos. Aunque no es habitual que se les descubra, a no ser que sean muy vanidosos. Uno de éstos es conocido como Dark Avenger, alguien que vive en Bulgaria. A principios de la década de los 90, los búlgaros se convirtieron en hábiles "hackers" y pronto aprendieron a construir sus propios virus. El país había apostado por fabricar máquinas informáticas, y se dedicaban a piratear el "software" occidental para hacerlas funcionar. En aquellos tiempos y allí, se descubrían dos nuevos virus cada semana y por el mundo se hablaba ya de la Fábrica de Virus Búlgara. Dark Avenger proviene de esa escuela. Sus virus son sumamente contagiosos y perversamente destructivos. Uno de los primeros contenía la cadena de texto Diana P., porque su autor era admirador de Diana de Gales.
 Tal cantidad de noticias sobre ataques de virus han provocado el florecimiento de la industria de programas antivirus. Y, con ella, llegaron más y más siniestras historias, muchas de ellas no comprobadas. Los expertos en el tema aseguran que la amenaza no es tan grande como se cuenta. Aunque en el mundo hay 11.000 virus, la mayoría son mutaciones de otros virus, a las que se dan nuevos nombres. Que no cunda, pues, el pánico.
 

Gusanos y troyanos
 Los síntomas más claros de la existencia de algún virus son que algo haga más lento el trabajo del ordenador, que aumenten los tamaños de los ficheros, que la fecha o la hora del fichero sean incorretas, que se reduzca la memoria disponible, que algunos programas no puedan ejecutarse, que aparezcan nuevos ficheros con el mismo nombre, que se reduzca el espacio disponible en discos, que los directorios aparezcan deteriorados, que el sistema de arranque cambie, que en algunos ficheros aparezca información de otros o que, simplemente, el ordenador se bloquee. Aunque no siempre que pasa esto puedes tener un virus...
 Existen otros programas informáticos, igualmente dañinos que los virus pero que no se consideran virus, bien porque no tienen veneno o bien porque necesitan de la acción del usuario para ponerse en marcha. Estos últimos son los llamados Caballos de Troya, los virus interactivos.  El primer caso se dio a conocer en Alemania, en 1987. Varios estudiantes de la Universidad de Clausthal-Zellerfeld se encontraron en su correo electrónico una carta llamada "Christmas", junto a un fichero ejecutable. En la carta se auguraba una sorpresa navideña para quien pusiera en marcha el programa. Los alumnos lo hicieron y les apareció el dibujo de un gran abeto. Pero no sabían que, además del dibujo, accionaron el programa para que leyera sus agendas electrónicas y se enviara a sí mismo a todos los amigos de los estudiantes. El virus se llamó "IBM Christmas Tree", porque corrió devastador por las oficinas de IBM y, en poco tiempo, llegó al Japón.
 Otros programas tomados como virus, sin serlo, son algunos de los creados con JavaScript. Este lenguaje informático permite que aparezcan cuadros de diálogo interactivos, en las páginas de la World Wide Web. Uno de ellos avisa al navegante, que circula por la red a lomos de su flamante Internet Explorer, que el navegador le explotará en las narices en breves segundos. La amenaza, claro está, es falsa. Y, para rematarlo, el JavaScript recomienda al atribulado cibernauta que, por su bien, haría mejor cargando y utilizando el Netscape Navigator. Una excelente estrategia comercial.
 Los que sí hacen daño y no son tampoco virus son las llamadas bombas informáticas. A diferencia de los virus, no se reproducen. Permanecen inactivas dentro del ordenador hasta que explotan en alguna fecha o por un acontecimiento preprogramado. Algunas borran o modifican ficheros, otras destruyen los datos de los discos duros y las hay que, incluso, sueltan un virus cuando explotan. Un programa que también se hizo muy conocido, aunque no era un virus, fue el "Cookie Monster", el montruo de las galletas. Apareció en los años setenta y fue muy famoso en las universidades. De vez en cuando, exhibía un mensaje en la pantalla donde decía: "I want a cookie" (quiero una galleta). Y el usuario debía teclear "cookie" (galleta) para que desapareciera. Era un programa de broma y no podía reproducirse.
 Quien sí se reprodujo, y mucho, fue el primer gusano que se paseó por Internet. Un gusano es un programa dañino, aunque no sea un virus, porque no tiene veneno. El llamado "gusano de Internet" apareció en noviembre de 1988 y, en pocas horas, infectó todo el sistema Arpanet, el Milnet, el Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT y otras universidades de Estados Unidos y Europa. Se propagaba a través del correo electrónico y atacaba sólo a modelos concretos de máquinas -Sun Mycrosystems Sun 3 y ordenadores VAX, con variantes del sistema operativo UNIX. Se multiplicó a una velocidad devastadora y todos los sistemas quedaron atascados. En total, 2.000 ordenadores infectados. Su autor se llamaba Robert Morris Jr, un graduado de la Universidad de Harvard de 23 años. Un jurado lo sentenció a tres años de libertad condicional, una multa de 10.000 dólares y 400 horas de servicio a la comunidad.
 
 

Vida artificial
 Aunque, no siempre los creadores de virus acaban siendo linchados públicamente u odiados en la intimidad del mundo informático. Los hay que son admirados y no por su crueldad sino por la belleza de sus virus. Una clase de ellos, llamados virus fractales, manipulan imágenes, creando bellos paisajes más allá del futuro. Virus pintores, sí, organismos virtuales, basados en algoritmos genéticos, que fermentan las imágenes o generan nuevos dibujos, machacando la ilustración anterior. No están hechos para destruir y, en contrapartida, sus defensores piden al mundo que no los destruyan por el simple hecho de ser virus. Entre sus defensores, el creador de la página sobre Virus Fractales, en  http://antaviana.com/virus/castella.htm, donde expone imágenes de ensueño hechas por estos organismos, que él tiene en cultivo.
 Otros virus viven en los laboratorios de universidades y grandes empresas creadoras de antivirus. Sometidos a una férrea vigilancia, no dejan de sorprender, por sus increibles mutaciones y muestras de vida, a los investigadores del ramo. El virus, que crea clones de sí mismo y ataca con saña al sistema del que se hace parásito, parece una metáfora de la humanidad entera, convertida en una masa de fin de siglo, ausente de identidad definida, que adopta personalidades estratégicas en función de las necesidades. Las ideas de duplicación, mutación y complejidad están muy acorde con nuestros tiempos.
 De la investigación en virus ha nacido, últimamente, un nuevo concepto llamado "meme". Al igual que algunos programas informáticos son virus, dicen los expertos, algunas de las ideas que tenemos o que flotan en el aire pueden también ser consideradas virus, ya que actúan como ellos. Los "memes" son ésloganes, canciones, historias, que se reproducen de uno a otro cerebro muy rápidamente y en poco tiempo, azuzados por los medios de comunicación en muchos casos. Su carga mortífera puede ser el cambio en la ideología o los puntos de vista sobre el mundo de la persona. De hecho, existen ya algunos sitios, en la red, donde se estudia más de cerca el fenómeno. Os recomendamos, si estais en plan posmoderno, que os deis una vuelta por la "Church of Virus", la Iglesia de los Virus. Está en http://www.lucifer.com/virus/lb_index.html y en ella se explica qué son los "meme", cómo se contagian y quien los fabrica. No se tiene aun noticia de la aparición de un antivirus contra esta nueva amenaza.
 
 
 
 
 
 
 

ALGUNAS MENTIRAS

 Con Internet, llegaron también los llamados falsos virus o, en inglés, "hoaxes". Éstos son avisos, que se envían por correo electrónico, donde se advierte de la existencia de un virus, que puede activarse sólo con abrir una carta electrónica. Cuando la gente recibe los avisos, con abundante información sobre los efectos más que malignos de los virus, los envía a todos sus amigos y conocidos para que estén alerta. Y éstos, asustados, hacen lo mismo hasta que se forma una gran pirámide. Los virus, dicen los que entienden, son precisamente estas alertas, que se expanden por todo el mundo de la mano de los novatos de la red.
 La mayoría de las alertas falsas de virus se apoyan en nombres de científicos falsos pero rimbombantes, para darse más autoridad. Pero su aviso es pura mentira: no existe ningún virus conocido que pueda contagiarse a través del lenguaje ASCII, el utilizado para el correo electrónico. Abrir una carta no puede activar ningún virus. Si acaso, abrir un documento adjunto a la carta puede expandir un macrovirus, pero la carta en sí no tiene ningún peligro. Los expertos en virus no paran de repetirlo pero la gente continua dejándose llevar por el pánico, cuando alguien les avisa de una nueva amenaza.
 Gracias al miedo, se han hecho mundialmente famosos algunos de estos avisos, como el "Good Times", donde se asegura que, si se recibe una carta con este encabezamiento, vale más no abrirla por nada, puesto que activa un virus devastador que borra todo el disco duro. Esta carta se ha convertido en un mito, desde que apareció en 1994. Ha dado ya muchísimas vueltas al mundo y su reproducción parece ser evolutiva: cuando hay suficientes internautas novatos, vuelve a saltar de buzón en buzón electrónico. Los más parecidos a éste y también muy conocidos son los que llevan el encabezamiento "Join the Crew" y "Penpal Greetings".
 Uno de los falsos avisos de virus más curiosos es el Irina. En realidad, fue creado por el departamento de promoción de la editorial británica Penguin. Para promocionar un nuevo libro, que iba acompañado de su correspondiente cd-rom, idearon el aviso de un falso virus, llamado Irina, y lo enviaron a periodistas y otras personas de su base de datos. La alerta iba firmada por el excelentísimo profesor Edward Prideaux, del Colegio de Estudios Eslavos de Londres. El colegio, claro está, no existía, ni tampoco el profesor. Pero nadie lo comprobó y el aviso empezó a expandirse entre los amigos y los amigos de los amigos. Penguin se afanó en publicar una nota cuando ya cundía el pánico. Pero fue demasiado tarde. El falso aviso se había convertido, ya, en un virus, expandido por todo el ciberespacio.
 Otros "hoaxes", donde se pide que no se abra una carta si lleva determinado "subject" o título son el "Deeyenda", el "Free Money" o el "AOL4FREE". Para conocer todos los falsos virus que nos acechan, nada mejor que darse una vuelta por Internet, donde se reseñan todos. Está, por ejemplo, el excelente lugar llamado "Itís the End of the World (as we know it)", en http://www.drsolomon.com/vircen/vanalyse/va005.html. Otro buen centro de información es la página de los "Computer Virus Myths", en http://www.kumite.com/myths/home.htm. La casa de antivirus McAfee también tiene una excelente sección sobre estos falsos virus, en http://www.mcafee.com/support/hoax.asp.
 
 
 
 
 
 

TIPOS DE VIRUS

 Ésta es la clasificación general aceptada por la mayoría de expertos, pero siempre hay virus que se salen de la norma. Otros, más listos, son capaces de mutar y generar nuevos virus. Se calcula que, cada mes, aparecen unos 200 nuevos virus que antes no se conocían. Actualmente, hay unos 11.000 virus informáticos repartidos por el mundo.
 

VIRUS DE SECTOR DE ARRANQUE
Modifican el sector de arranque del disco duro o de un disquete. Sustituyen el sector de arranque original por una versión propia para arrancar el sistema. Así, cuando se inicia una sesión de trabajo, se ejecuta en primer lugar la versión contaminada de arranque. De esta forma, el virus toma el control del ordenador. Son los virus más extendidos y sólo pueden contagiarse a través de disquetes infectados.
 

VIRUS DE PROGRAMA
Infectan los ficheros ejecutables, acabados en .exe, .com, .sys, .ovl, .ovr y otros. Pueden insertarse al principio o al final del archivo, dejando generalmente intacto el cuerpo del programa que contaminan. Cuando se ejecuta este programa, el virus toma el control, aunque el programa se ejecute normalmente. Si, después de éste, se ejecuta otro programa no contaminado, el virus se replicará y se insertará en el nuevo programa.
 

VIRUS DE MACRO
Son los más nuevos. Infectan documentos de Word (ficheros con la extensión .doc y .dot). A diferencia de los otros, no infectan programas sinó documentos. Una vez abierto un archivo infectado en Word, todos los que se abran posteriormente quedarán contaminados.
 
 
 
 
 

VIRUSPAIN
 

 Los españoles también saben hacer virus, ¡claro que sí! Y algunos han llegado a saltar nuestras fronteras. El Barrotes, por ejemplo, ha sido visto, incluso, en Suráfrica. ¡Olé el diseño español!
 

BARROTES
Es el más conocido de los españoles. Tal y como su nombre indica, en la pantalla aparecen una especie de barrotes, además del texto: "Virus BARROTES por OSoft". Se manifiesta el 5 de enero y el 23 de setiembre.

BARCELONA
Es un virus no peligroso que se instala en la memoria y infecta los archivos .com, excepto el COMMAND.COM. Cuando se pone en marcha, en la pantalla salen bandas rojas y amarillas, con el texto: "Catalunya Lliure. Fora les forces díocupació. Mort als terroristes tricornuts".

CORDOBÉS
Es ésta una auténtica familia de virus muy peligrosos por el hecho de ser polimórficos. Reside en la memoria y se escribe a si mismo al final de los archivos .exe. Borra el archivo CHKLIST.MS. Al cabo de cuatro meses de haber aparecido, muestra el siguiente mensaje: "@Echo Virus "EL MOSTRO CORDOBES". @Echo No tema por sus datos. Que pase un buen día. @Echo @Pause".

CURRAR.1171
Es un virus no peligroso. Busca los archivos .com y se escribe al final de éstos. El 5 de julio, muestra este mensaje: "Hoy me toca currar en tu ordenadoR".

FELIZ.658
Otro virus no peligroso. Se escribe al final de los archivos .com que son ejecutados mientras él está presente. El 22 de diciembre, avisa: "Pena que Hitler era incompetente. Feliz Natal, Rapha !".

GALICIA
Otros virus no peligroso. Infecta el controlador del disco duro y los sectores "boot" de los disquetes. El 22 de mayo, a las doce del mediodía, aparece este texto: "Galicia contra telefonica!".

MÁLAGA
Ésta es una familia de virus no peligrosos. Se escribe al final de los archivos .com y .exe, excepto el COMMAND.COM. Infecta los controladores de los discos y muestra este mensaje: "HB-ETA-ASESINOS. PENA DE MUERTE AL TERRORISMOKI VIVA ESPA".

MARIPURI.1942
Virus muy peligroso. Se escribe al final de los archivos .exe y forra la CMOS y la FAT. Su mensaje es: "Virus MARIPURI 1.0. By FredSoft C.O. Made in Spain IV-1, 992".

MILIKK.1020
Este virus, peligroso, reside en la memoria. Se escribe al final de los archivos .com. Contiene un programa troyano que muestra este mensaje: "M I L I  K K".

MURCIA. 4651
Virus no peligroso que se escribe al principio de los archivos .com. Busca el archivo FLOWEROF.MAY y, si lo encuentra, acaba su proceso infeccioso. Dos meses después, se crea el archivo MURCIA!!.nnn y aparece escrito: "Murcia (Spain): The best place in the world! Where the people makes viruses for your computer! Now, in spanish: ¿Sabes lo fácil que resultaría borrarte todos los ficheros del disco? O mejor aún: formatearlo. Que pases un feliz día".

NUEVA.1942
Es un virus muy peligroso que busca los archivos .exe y se escribe al final de los mismos. Según en que condiciones, borra el CMOS y los controladores A: y B:. Contiene este texto: "(c) IMV. Galizia 99. IMV vK&Sí95. !!!!!!! 1995: Una nueva era de terror informático. IMV lo promete".

SALAMANCA. 1205
Virus peligroso, residente en la memoria. Se escribe al principio de los archivos .com. El virus tiene algunos fallos y a veces apaga el ordenador. Crea el archivo VIRUS y en él escribe: "SALAMANCA".

SPANISH.1417
Es un virus parásito peligroso. Reside en la memoria y se escribe al final de los archivos .exe. El 30 de diciembre, intenta borrar todos los archivos, pero no lo consigue.

TELEFÓNICA
Familia de virus muy peligrosos. Están encriptados y infectan todos los archivos .com y .exe. Muestran textos como éste: "(c) 1990 Grupo HOLOKAUSTO (Barcelona, Spain) Kampaña Anti-TELEFONICA: Mejor servicio, Menores tarifas...". Cuando el ordenador ha sido encendido y apagado 190 veces, el virus borra los sectores del disco y escribe: "Campaña Anti-TELEFONICA (Barcelona)".

TENERIFE.1707
Virus no peligroso, residente en la memoria. Se escribe al final de los archivos .exe. Contiene la siguiente cadena de texto: "atan ucifer 66 enerife 1993". A veces se manifiesta con efectos de sonido.

TORERO.1427
Virus peligroso. Se escribe él mismo al final de los archivos .com. En las especificaciones de este comando se escribe: "(Torero Ç:-) by Mister Sandman/29A) ;)"

VIGO.1000
No peligroso. Este virus reside en la memoria y está encriptado. Se escribe al final de los archivos .exe. Contiene esta cadena de texto: "*HPK* E.T.S.I. de TELECO. 1992 VIGO HPK 92".
 
 
 
 
 
 
 

VIRUS MÁS COMUNES EN EL MUNDO

 Éstos son los diez virus más vistos por todo el mundo y más fáciles de contraer. En todos los casos, la mejor recomendación, si crees que uno de ellos vive en tu ordenador, es agenciarte un buen programa antivirus y rezar para que funcione (no siempre lo hacen).
 

ANTICMOS
Puede borrar el CMOS del sistema o la información estructural, pero no infecta archivos en el sistema. Es un infector del sector de arranque y el disco duro. La memoria del ordenador decrece hasta los 2.048 bytes. La única forma de contagio es a través de disquetes.

NYB
Infector del sector de arranque o Master Boot Record. Se instala en la memoria y infecta todos los disquetes que se introducen en el ordenador. No tiene muchos síntomas: la memoria llega a ser sólo de 1.024 bytes y, a veces, puede haber errores intermitentes. Funciona desde enero de 1995.

MONKEY
Infecta el disco duro y reside en la memoria. Su principal objectivo es el sector de arranque. Rebaja la memoria a 1.024 bytes e infecta todos los disquetes que puede. Está en el mundo desde octubre de 1992.

CONCEPT
Es un macrovirus que infecta los documentos Word de la versión 6.x y 7.x de Microsoft Word, en plataformas Windows y Macintosh. Se manifiesta con un cuadro de diálogo donde sólo aparece una I mayúscula. En su código, lleva escrito: "REM Thatís enough to prove my point". Fue descubierto por primera vez en Estados Unidos, en 1995.

WAZZU.BS
Otro macrovirus. Infecta los documentos Word y se acciona al abrir uno de ellos. Normalmente, sus efectos son claros: mueve las palabras de los textos y reemplaza las letras "donc" por "Mon prof est con". Apareció en Francia, en abril de 1997.

ANTIEXE
Es un virus que reescribe todo el sector de arranque. Destroza algunos archivos .exe, concretamente los que miden unos 200.256 bytes. Sólo se contagia a través de disquetes, no por Internet. Su origen es ruso.

STEALTH_C
Se instala en la memoria y afecta al disco duro y al sector de arranque. Cuando empieza a actuar, se ralentizan las funciones del ordenador, sobre todo las de memoria. Se descubrió en 1995, en Estados Unidos.

CAP.G
Es un macrovirus que infecta los documentos de Microsoft Word 6.x y 7.x. y borra algunos directorios. Es originario de Suecia, donde fue descubierto en mayo de 1997.

FORM
Es un virus residente en la memoria y el sector de arranque. Los infecta e inhabilita parte de la memoria DOS. No infecta archivos pero puede corromper los contenidos de los disquetes que se introduzcan en el ordenador. También manipula la FAT.Se reconoce su presencia porque el 18 de cada mes, cuando se aprietan las teclas, suena un sonido.

JUNKIE
Virus encriptador. Se fija sólo en los archivos .com y los sectores de arranque de los discos. Los archivos .com y .exe aumentan de tamaño hasta alcanzar entre 1.030 y 1.042 bytes, mientras que la memoria del sistema decrece hasta los 3.072. Contiene dos mensajes encriptados: "Dr White - Sweden 1994" y "Junkie Virus - Written in Malmo... MOID".
 
 
 

LLEGAN LOS ANTIVIRUS

 Aunque ningún ordenador puede estar totalmente inmunizado, el uso de un buen programa antivirus es importantísimo como prevención. Al nacer tantos nuevos virus en pocos meses, estos programas deben actualizarse constantemente. Los antivirus son grandes programas dotados de, como mínimo, un escaner y un desinfector. El escáner rastrea los archivos del ordenador, buscando modificaciones o nuevos archivos extraños. Los escáners tienen memorizados los cambios en los ficheros que provoca cada virus conocido. Una vez localizada la modificación, pueden descubrir así qué virus es el responsable. Entonces, se pone en marcha el desinfector, que borra el virus y -no siempre- restaura los ficheros contaminados. Con la explosión de Internet, se han puesto de moda nuevos programas antivirus que escanean los ficheros que el usuario quiere bajarse de la red. Si están infectados, detiene inmediatamente la descarga y avisa de lo que ha detectado. Un buen lugar donde informarse de como funcionan los antivirus está en http://www.stiller.com/AVSW.htm. Otro excelente lugar, donde encontrarás antivirus para Macintosh, como el Disinfectant (gratuito), está en http://pages.prodigy.com/virushelp/index.htm.